¿Qué es el infraseguro y el sobreseguro?

¿Te suenan los conceptos infraseguro y sobreseguro? Si no es así este artículo te va a interesar pues en él te desvelamos en qué consisten estos dos términos y por qué conviene prestarles mucha atención. ¡Comencemos!

A la hora de asegurar determinados elementos con nuestro seguro del hogar conviene ser muy exactos con el valor real que estos tienen, de esto mismo nos haba el infraseguro y el sobreseguro. Imagina que quieres asegurar las joyas de tu hogar. Podemos pensar en darles un valor superior al que realmente tienen de forma que si algún día sufrimos el robo de las mismas, aumentemos el valor total de la indemnización.

Sin embargo, puede que también pienses que darle un valor a tus joyas por debajo del que realmente tienen y reflejarlo así mismo en la póliza te puede ayudar a ahorrar en el pago de las primas de la misma. Son dos opciones, pero totalmente erróneas a las que se refieren los términos de infraseguro y sobreseguro.

Infraseguro hace referencia a contratar una póliza en la que el valor total de los bienes que se han asegurado está por debajo del real; por el contrario el sobreseguro hace referencia a contratar una póliza de seguros donde el valor de los bienes asegurados está bastante por encima de su valor real. Aunque puedan parecer a simple vista dos opciones rentables, no lo son y por esta razón no es nada aconsejable.

Imagina que llevas años con tu compañía y has mantenido tu póliza con un valor de los bienes muy por encima del real. Si se produce un siniestro y la compañía descubre que el valor real de las joyas estaba por debajo de lo especificado en la póliza, no sólo pagará únicamente por el valor real de las joyas sin tener en cuenta lo que hayamos especificado en la póliza ni las primas que hayamos pagado por esa cobertura, sino que además puede desistir de mantener el contrato con nosotros si lo entiende como un acto de mala fe, haciéndonos perder las bonificaciones que pudiéramos haber adquirido.

En el caso contrario, si tenemos una póliza en la que nuestros bienes están valorados a la baja, puede ocurrir que a la hora de indemnizarnos por el incidente nuestra compañía lo haga en base a la regla de proporcionalidad perjudicándonos mucho el resultado. Es decir, si tenemos un bien que vale 5000€ y lo tenemos asegurado por un valor de 2500€, si nuestra compañía nos indemniza con la regla de proporcionalidad al final cobraremos, por ejemplo, 1250€. En otros términos, aplica la regla de proporcionalidad a un importe que no se corresponde por el real, reduciendo aún más la indemnización recibida.

Es posible que tengas una póliza en situación de infraseguro y no te hayas dado cuenta por lo que desde PuntoSeguro te aconsejamos que la revises anualmente para que el valor de tus bienes siempre esté ajustado al real y en caso de siniestro te beneficies de las ventajas que tu seguro del hogar puede ofrecerte.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 

About Aroha Díaz

Me apasionan las letras, la filosofía y los buenos debates. No pierdo la oportunidad de seguir una buena noticia y nada me parece más apetecible que una buena reflexión compartida.
This entry was posted in Seguros de vida and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.