¿Qué es el testamento vital? Lo que debes saber

El testamento vital es un documento que recoge las últimas voluntades de una persona en caso de enfermedad en el caso de que esta, debido a la gravedad de la misma, no pueda expresarse por sí mismo.

El testamento vital es un documento  completamente legal que se incluye en el historial médico del paciente. Dicho documento se tiene que regir por la normativa impuesta por el Ministerio de Sanidad y hay que presentarlo tan pronto como esté hecho.

Algunos seguros de vida y de decesos incluyen entre sus coberturas la realización y la modificación del testamento vital. Si estás interesado, consulta qué seguros incluye esta garantía. Cabe destacar  que algunas pólizas incluyen el traslado del notario al domicilio del asegurado en caso de que este se encuentre en una situación de dependencia o con problemas de movilidad.

Derecho a hacer testamento vital

Por ley, todos los españoles tienen derecho a dejar constancia de sus últimas voluntades gracias al testamento vital. La Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica regula los registros de instrucciones previas. Dicha Ley, en su artículo 2, que establece los principios básicos, establece:

1. La dignidad de la persona humana, el respeto a la autonomía de su voluntad y a su intimidad orientarán toda la actividad encaminada a obtener, utilizar, archivar, custodiar y transmitir la información y la documentación clínica.

2. Toda actuación en el ámbito de la sanidad requiere, con carácter general, el previo consentimiento de los pacientes o usuarios. El consentimiento, que debe obtenerse después de que el paciente reciba una información adecuada, se hará por escrito en los supuestos previstos en la Ley.

3. El paciente o usuario tiene derecho a decidir libremente, después de recibir la información adecuada, entre las opciones clínicas disponibles.

4. Todo paciente o usuario tiene derecho a negarse al tratamiento, excepto en los casos determinados en la Ley. Su negativa al tratamiento constará por escrito.

5. Los pacientes o usuarios tienen el deber de facilitar los datos sobre su estado físico o sobre su salud de manera leal y verdadera, así como el de colaborar en su obtención, especialmente cuando sean necesarios por razones de interés público o con motivo de la asistencia sanitaria.

6. Todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de sus técnicas, sino al cumplimiento de los deberes de información y de documentación clínica, y al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente.

7. La persona que elabore o tenga acceso a la información y la documentación clínica está obligada a guardar la reserva debida.

Por otra parte, la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones en materia de información y documentación clínica habla con más detalles del testamento vital. Esta última ley, en su artículo 2. b) garantiza la autonomía de los pacientes y el respeto a su voluntad en el proceso final de su vida, incluyendo la manifestada de forma anticipada mediante el testamento vital.

Requisitos para la elaboración del testamento vital

Para elaborar un testamento vital es necesario ser mayor de edad, dejar constancia de que el documento se elabora libremente y sin ser coaccionado por otras personas y estar en plena posición de las capacidades mentales.

Normalmente también se designa una representante legal para que se comunique con los médicos si, llegado el caso, la personas no puede hacerlo por sí mismo. para comunicarnos con los médicos. Así esta persona sería la encargada de que el testamento se cumpliera favorablemente.

Es importante saber que el testamento vital puede modificarse en cualquier momento,  siempre que se desee y se esté capacitado mentalmente. En cualquier caso, la última palabra la tendrá la persona interesada hasta que no pueda comunicarse libremente.

Además, para que sea válido, es necesario que el testamento vital se realice usando cualquiera de las tres opciones siguientes:

  1. Ante tres testigos. En este caso, es imprescindible que dos de los testigos no sean familiares hasta el segundo grado (hermanos, nietos, abuelos, o cuñados) del afectado. Algunas comunidades no admiten que exista ningún tipo de parentesco. Además,  la persona que realiza el testamento y sus testigos no pueden estar vinculados por ninguna relación patrimonial.
  2. Ante notario. En este caso no sería necesario que hubiera ningún testigo.
  3. Rellenando un formulario ante el personal del Registro de la Comunidad Autónoma que corresponda.

Sea cual sea la opción elegida, hay que tener en cuenta la normativa propia de cada comunidad autónoma para que el testamento vital sea legal.

Calcula seguros de vida

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in + Seguros and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.