¿Qué es la sobreprima en los seguros de vida?

Los seguros de vida son una garantía de tranquilidad para quienes son responsables del bienestar económico de su familia. No pensar en ello no aleja la posibilidad de fallecer o sufrir un accidente o enfermedad que nos impida trabajar. Con un seguro de vida estamos pensando en el futuro económico de los que más queremos. Sin embargo, los seguros de vida estándar, por llamarlos de alguna manera, no cubren todos los supuestos. Esto deja fuera a todos los trabajadores que tienen profesiones de riesgo (bomberos, policías, militares, guardias civiles, pilotos y personal de vuelo, personas que manejan sustancias inflamables, mineros, entre otros) así como a las personas que practicas deportes de riesgo (boxeo, puenting, alpinismo, escalada, aviación, espeleología, hípica, inmersiones submarinas, jockey, motociclismo, motonáutica, paracaidismo, toreo, entre otros).

Estas circunstancia son considerados riesgos agravados. Entonces, ¿no es posible contratar un seguro de vida en estos casos?

Sobreprima para riesgos agravados

El hecho de que exista un riesgo agravado no significa que no se pueda contratar un seguro de vida. De hecho, hay otras muchas circunstancias que pueden suponer un riesgo agravado. Cuando hay un riesgo agravado, la aseguradora puede aplicar una sobreprima que cubra es agravamiento del riesgo.

La aseguradora puede considerar que hay agravamiento del riesgo debido a la profesión, los deportes que se practiquen, pero también por enfermedades previas, estado de salud o la edad. En cualquier caso, es fundamental leer bien la exclusiones del seguro y comunicar cualquier cosa que pueda considerarse agravamiento del riesgo.

¿Está obligada la aseguradora a ofertar un seguro con agravamiento del riesgo?

La aseguradora puede negarse a asegurar un riesgo agravado; es decir, no está obligada a hacer una oferta de seguro.

Seguro de vida para profesiones de riesgo

Existen seguros de vida especialmente pensados para personas con profesiones de riesgo, como policías o bomberos, entre otros. Para saber si la profesión que se ejerce o no es de riesgo basta como consultarlo con la aseguradora o mediador, que también podrá informarnos sobre el riesgo agravado que supone dicha profesión y la sobreprima que se aplicará en su caso.

Cabe destacar que muchos trabajadores con profesiones de riesgo pueden contratar seguros colectivos. Es el caso de los miembros de las fuerzas armadas, que cuentan con un seguro de vida a cargo del Ministerio de Defensa. Sin embargo, esto no limita la posibilidad de contratar otro seguro a título individual que puede incluir más coberturas adicionales, así como un capital complementario. De hecho, cualquier persona puede tener varios seguros de vida.

Lo fundamental es que al contratar la póliza, se especifique la profesión para que la aseguradora pueda calcular la prima real y el seguro cubra los riesgos frente a los que el interesado se quiere blindar.

Seguros de vida para deportes de riesgo

Existen seguros especialmente pensados para practicantes de deportes de riesgo e incluso para deportes extremos. Entre los deportes de riesgo se suelen incluir boxeo, puenting, alpinismo, aviación, espeleología, hípica, submarinismo, motociclismo o paracaidismo.

Si practicas alguno de éstos deportes te recomendamos comunicárselo a tu mediador para que puedas quedar cubierto al 100% y en el caso de que sufras un siniestro la aseguradora no pueda poner ningún problema para pagar la prestación.

 

 
This entry was posted in Seguros de vida and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.