¿Quién asume los gastos periciales tras un siniestro?

Los gastos periciales se refieren a lo que cobra un perito por realizar realizar la valoración de los daños tras un siniestro. Si no existe acuerdo en la valoración de un siniestro y hay que contratar peritos, cada parte deberá abonar los gastos de su perito. Si no hay acuerdo es posible que haya que acudir a un tercer perito, en cuyo caso se pagará a medias.

Siempre que hay daños, la aseguradora que tiene que pagar manda un perito para hacer una tasación de los mismos. Además, el perito también se ocupa de analizar las causas del siniestro para poder valorar si los daños se corresponden con dicho siniestro y si, por tanto, están cubiertos por el seguro en cuestión. De hecho, el perito es fundamental a la hora de establecer la existencia o no de siniestro y, en por lo tanto, el importe de los daños del mismo.

Estos gastos periciales los paga la aseguradora de la parte responsable y es la misma compañía quien designa a los peritos.  Si hay acuerdo entre las partes, la aseguradora pagará la indemnización determinada por el perito. Si no hay acuerdo,  las diferencias se someterán al dictamen de peritos y cada parte designará uno para evaluar de forma independiente el siniestro. Si aún así sigue sin haber acuerdo, ambas partes tendrán que designar un perito de conformidad o por designación judicial. El dictamen de los peritos, por unanimidad o por mayoría, será vinculante para las partes salvo que se impugne judicialmente por cualquiera de ellas. En este caso, cada parte pagará a sus peritos y, si hay que solicitar la intervención de un tercero, a este se le pagará a medias entre las dos partes.

Derecho a designar perito

Normalmente no suele hacerse por lo que supone en gasto de dinero y de tiempo, pero no hay que olvidar que el usuario tiene derecho a buscar un perito para la valoración de los daños. Pero esto no significa que la aseguradora renuncie a nombrar el suyo propio. En cualquier caso, si el asegurado o afectado designa un perito debe hacerse cargo de pagar los gastos periciales.  A esto se suma el hecho de que los peritos deben ponerse de acuerdo para el pago de las indemnizaciones, lo que supone también un importante retraso en el cobro de dicha indemnización. Esto mismo es lo que motiva a muchas personas a no reclamar una segunda peritación. Al fin y al cabo, como dice el refrán, más vale pájaro en mano que ciento volando. Además, incluso aunque se pudiera obtener una indemnización mejor, es imposible saber si los gastos producidos por la reclamación van a compensar esa diferencia.

 
This entry was posted in + Seguros. Bookmark the permalink.

One Response to ¿Quién asume los gastos periciales tras un siniestro?

  1. Perito says:

    Enhorabuena por el artículo. Es útil e interesante

     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.