¿Se puede contratar un seguro privado de dependencia?

¿Se puede contratar un seguro privado de dependencia?

¿Se puede contratar un seguro privado de dependencia?El tema de la dependencia es un asunto delicado.Cuando en una familia hay una persona dependiente, las cosas se pueden volver muy complicadas. Y, aunque siempre ha sido un tema delicado, lo cierto es que las cosas están cambiando. Y la Ley de Dependencia… no es un secreto que no está respondiendo como debiera. Llegó con muy buenas intenciones, pero, ya se sabe, del dicho al hecho va un gran trecho.

Para hacer frente a este tipo de situaciones, contratar un seguro privado de dependencia es un solución muy interesante. No solo estarás mejor cuidado, sino que tus familiares te lo agradecerán. Y es que los problemas que surgen en el seno de las familias cuando hay que hacerse cargo de una persona dependiente pueden acabar con la relación y la salud de los que más quieres. Aunque, siendo un poco egoístas, la verdad es que los que más beneficiados salen son las personas dependientes.

Una solución para hacer frente a la dependencia es tener contratado un plan de pensiones, que se puede recuperar también en caso de dependencia. Sin embargo, se puede contratar soluciones de dependencia más concretamente a través de los seguros de vida y los seguros de salud.

¿Cómo se puede contratar un seguro de dependencia?

En los seguros de salud se pueden contratar dos tipos de coberturas: la prestación de servicios por parte de la aseguradora en caso de dependencia o el reembolso de los gastos que al asegurado le genere su situación (hasta el límite económico que establezca la póliza).

En los seguros de vida también se puede contratar una cobertura de dependencia, del mismo modo que se puede contratar la cobertura de invalidez. Normalmente, esta cobertura se puede cobrar en forma de renta vitalicia, aunque también puede proporcionarse un capital para hacer frente a  gastos iniciales (que pueden ser altos) y luego cobrar una renta.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que los seguros con cobertura de dependencia solamente cubren los grados más altos de dependencia, es decir, la dependencia severa y la gran dependencia.

La dependencia en los seguros

Se entiende por dependencia severa la situación en la cual la persona asegurada necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria dos o tres veces al día, pero no requiere el apoyo permanente de un cuidador o tiene necesidades de apoyo extenso para su autonomía personal. El lo que la Ley de Dependencia considera dependencia de grado II.

Por gran dependencia (grado III, según la ley de dependencia) se entiende la situación en la cual la persona asegurada necesita ayuda para realizar varias actividades básicas de la vida diaria varias veces al día y, por su pérdida total de autonomía física, mental intelectual o sensorial, necesita el apoyo indispensable y continuo de otra persona o tiene necesidades de apoyo generalizado para su autonomía personal.

Hay que examinar bien la letra de la póliza para determinas si en caso de llegar a una situación de dependencia, el asegurado recibirá una cantidad de dinero, si lo recibirá en forma de pago único de capital, en forma de renta o mixto, o prestación de  servicios, así como la edad límite establecida.

¿Tienen beneficios fiscales los seguros de dependencia?

Las primas abonadas a los seguros privados en concepto de dependencia severa o gran dependencia, son deducibles de la base imponible del IRPF, tal y como recoge Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia. Para ello, el contrato de seguro debe cumplir los siguientes requisitos:

  1. El contribuyente debe ser el tomador, asegurado y beneficiario (en caso de fallecimiento, según la normativa reguladora de los planes y fondos de pensiones, puede generar derecho a prestaciones).
  2. El seguro de ofrecer una garantía de tipo de interés y utilizar técnicas actuariales.

Las primas satisfechas a seguros de dependencia pueden ser objeto de reducción en la base imponible general del IRPF. En este sentido, hay que tener en cuenta que existen ciertos límites generales de reducción establecidos, que son los mismos que para planes de pensiones y otros sistemas de previsión social y, como estos, no podrán superar la menor de las dos cantidades siguientes:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y actividades económicas, percibidos individualmente en el ejercicio (que ascenderá al 50% para mayores de 50 años).
  • La cantidad de 10.000 euros anuales (que asciende a 12.500 euros para mayores de 50 años).

Por otra parte, el conjunto de reducciones practicadas por todas las personas que abonen primas a favor de un mismo contribuyente (incluidas las del propio contribuyente) no pueden exceder de 10.000 euros anuales, independientemente de la edad del contribuyente o de la persona que realiza la aportación. De este modo, el límite se aplica de manera conjunta para las primas satisfechas por el propio contribuyente y por terceras personas, y no hay límite independiente para terceras personas.

Además, las primas satisfechas por la empresa a seguros colectivos de dependencia e imputadas al trabajador podrán ser objeto de reducción en la base imponible general del IRPF. En estos casos, hay un límite de reducción propio e independiente de 5.000 euros anuales.

 
This entry was posted in Seguros de salud, Seguros de vida and tagged , . Bookmark the permalink.

3 Responses to ¿Se puede contratar un seguro privado de dependencia?

  1. Pingback: ¿Cubren los seguros de salud a la tercera edad?

  2. Antonio González Ramírez says:

    Buenos días. Tengo una duda con respecto a mi persona, gran-dependiente, 48 años con paraplejia. Si me es posible contratar un seguro de vida y en que medida afecta a la cuota mi situación personal.Gracias

     
  3. Juan Betés Novoa says:

    Estimado Antonio:

    Por mi experiencia como corredor de seguros lamento comunicarte que en tu situación personal no he encontrado hasta la fecha ninguna aseguradora dispuesta a contratar un seguro de vida. Existen compañías con seguros adaptados para personas con discapacidad (accidentes, responsabilidad civil, auto, hogar o decesos), pero no cubren los seguros de vida. Más allá de las aseguradoras con las que trabajamos buscando por internet he visto que la correduría de la ONCE está especializada en seguros para personas con discapacidad, por lo que si hay en un sitio donde puedas hacerlo tiene que ser allí. No obstante, y siempre que me des tu consentimiento, para el caso de que tenga noticias de una aseguradora que pueda cubrirlo me comprometo a comunicártelo a tu correo electrónico. Saludos cordiales

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.