Tenlo en cuenta: De la base de cotización depende lo que cobres durante la jubilación

De la base de cotización depende lo que cobres durante la jubilación

Todos los trabajadores, tanto por cuenta propia como ajena, deben tener una cosa muy clara de cara a su futura jubilación, por muy lejos que esta se vea: cuanto menor sea la base de cotización menos cobrarán cuando se jubilen. Y es que una cosa es lo que ingresas a final de mes y otra muy diferente la cantidad por la que cotizas.

Trabajadores autónomos y por cuenta ajena

Los autónomos tienen un poco más de control sobre esto, ya que son libres de elegir su base de cotización. Y como la cuota es tan elevada, muchos eligen la mínima, actualmente algo más de 275 euros que corresponde a una base que asciende a 919 euros. Lo recomendable sería cotizar por una base real, no cabe duda, pero ante el “palo” que supone, muchos prefieren dejarlo en su bolsillo. Lo ideal en estos casos es tener un plan B de cara a la jubilación, como un plan de pensiones, un plan de previsión asegurado (PPA) o un incluso Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS), entre otras opciones de ahorro. Estas opciones también son muy útiles para los trabajadores por cuenta ajena.

Decíamos que los autónomos tienen más control sobre sus bases de cotización y, por lo tanto, son plenamente responsables de lo que ocurra a la hora de cobrar su jubilación. Pero, ¿qué pasa con los trabajadores por cuenta ajena? Muchos se llevan las manos a la cabeza cuando ven en qué ha quedado su pensión, en relación con lo que cobraban. Otros echan la vista atrás, a pocos años de jubilarse, y de dan cuenta que tenían que haber atendido mejor su base cotización.

Y es que, especialmente en nuestros primeros trabajos, lo que nos importa es lo que vamos a cobrar a final de mes. Y muchas veces nos cegamos con eso, sin pararnos a analizar fríamente los conceptos que figuran en nuestra nómina. Pero no te engañes: el empleador no quiere abusar de ti, solo ahorrarse dinero. Porque cuanto más alta sea la base de cotización del trabajador más tendrá que pagar por él.

Y a la hora de echar números y de “inflar” la nómina también hay quienes pagan una parte en B, en negro, bien parte del sueldo, bien comisiones por ventas. Ni que decir tiene que esto puede ser muy goloso, pero es “pan para hoy y hambre para mañana”, y nunca mejor dicho.

Otras prestaciones que dependen de la base de cotización

De tu base de cotización también dependen otros muchos cobros, como bajas laborales, paro y pensiones para tu familia en caso de fallecimiento (viudedad y orfandad). Puede que todo esto, jubilación, familia, etc., suene lejano en el tiempo, pero es una realidad que no debe obviarse. Por eso es importante blindar el futuro. Si no se puede o no se quiere hacer a base de aumentar la base de cotización, que sea a través de la contratación de productos de ahorro y seguros que nos den tranquilidad financiera. Un pequeño sacrificio que merece la pena.

 
This entry was posted in + Seguros and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.