Una hora de ejercicio a la semana puede prevenir la depresión

La depresión, en la sociedad actual, es un problema mucho más importante de lo que queremos reconocer. En un artículo anterior hablábamos sobre la incidencia de este problema de salud mental y de la importancia que tiene hacerle frente de cara a prevenir otros problemas de salud. En ese mismo artículo destacábamos la importancia del ejercicio a la hora de tratar y prevenir la depresión. Y en ese punto vamos a profundizar en esta vez. Porque, ¿sabes que con tan solo una hora de ejercicio físico a la semana se puede prevenir la depresión?

Según un estudio histórico liderado por el Black Dog Institute, publicado en el American Journal of Psychiatry, incluso pequeñas cantidades de ejercicio pueden proteger contra la depresión, con beneficios para la salud mental que se ven independientemente de la edad o el sexo.

En el estudio más grande y extenso de su tipo, el análisis involucró a 33.908 adultos noruegos que con diferentes niveles de actividad física que mostraban síntomas de depresión y ansiedad. Los sujetos fueron monitoreados durante 11 años.

El equipo de investigación internacional descubrió que el 12 por ciento de los casos de depresión podrían haberse evitado si los participantes hubieran realizdonsolo una hora de actividad física cada semana.

“Hace tiempo que sabemos que el ejercicio tiene un papel que desempeñar en el tratamiento de los síntomas de la depresión, pero esta es la primera vez que hemos podido cuantificar el potencial preventivo de la actividad física en términos de reducir los niveles futuros de depresión”, explican los investigadores

Los autores manifiestas que “estos hallazgos son emocionantes porque muestran que incluso cantidades relativamente pequeñas de ejercicio, desde una hora por semana, pueden brindar una protección significativa contra la depresión”. Y agregan:”Todavía estamos tratando de determinar exactamente por qué el ejercicio puede tener este efecto protector, pero creemos que es por el impacto combinado de los diversos beneficios físicos y sociales de la actividad física”.

Para los autores, estos resultados ponen de relieve el gran potencial para integrar el ejercicio en planes individuales de salud mental y campañas de salud pública más amplias.

El estudio

Los investigadores utilizaron datos del Estudio de salud del condado de Nord-Trøndelag (estudio HUNT), una de las encuestas de salud basadas en la población más grandes y completas jamás realizadas, que se llevó a cabo entre enero de 1984 y junio de 1997.

Se pidió a un grupo participantes sanos al inicio del estudio que informaran la frecuencia del ejercicio que hacían y con qué intensidad. En la etapa de seguimiento, completaron un cuestionario de autoinformado para indicar cualquier ansiedad o depresión emergente.

El equipo de investigación también explicó las variables que podrían afectar la asociación entre el ejercicio y la enfermedad mental común. Estos incluyen factores socioeconómicos y demográficos, consumo de sustancias, índice de masa corporal, nuevas enfermedades físicas y apoyo social percibido.

Los resultados mostraron que las personas que informaron que no hacían ejercicio en absoluto al inicio del estudio tenían un 44% más de posibilidades de desarrollar depresión en comparación con las que ejercitaban de una a dos horas a la semana.

Sin embargo, estos beneficios no se aplicaron a la protección contra la ansiedad, sin asociación identificada entre el nivel y la intensidad del ejercicio y las posibilidades de desarrollar el trastorno.

De acuerdo con la Encuesta de Salud de Australia, el 20 por ciento de los adultos australianos no realizan ninguna actividad física regular, y más de un tercio ocupa menos de 1.5 horas por semana siendo físicamente activo. Al mismo tiempo, alrededor de 1 millón de australianos padecen depresión, y uno de cada cinco australianos de entre 16 y 85 años sufre una enfermedad mental en cualquier año.

“La mayoría de los beneficios de salud mental del ejercicio se realizan dentro de la primera hora que se realiza cada semana”, explican los investigadores. “Con estilos de vida sedentarios convirtiéndose en la norma en todo el mundo, y las tasas de depresión cada vez mayor, estos resultados son particularmente pertinentes ya que destacan que incluso los cambios de estilo de vida pequeños pueden obtener importantes beneficios de salud mental”.

Muévete más con el #RetoPuntoSeguro

Hacer ejercicio tiene muchos beneficios, tanto para tu cuerpo como para tu mente. Con el #RetoPuntoSeguro benefíciate de muchas más ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

Si todavía no has contratado tu seguro de vida, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

 
This entry was posted in #RetoPuntoSeguro and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.