Yoga para la fibromialgia y el dolor crónico

Yoga para la fibromialgia y el dolor crónico

La fibromialgia es una condición que causa dolor musculoesquelético significativo. También provoca cambios importante en la capacidad para dormir, pensar y recordar. Se trata de un trastorno de dolor crónico que afecta a millones de personas en todo el mundo, en su mayoría mujeres.

La fibromialgia fue identificada en 1816 por un médico escocés, pero no fue reconocida oficialmente hasta relativamente poco. A día de hoy en España la fibromialgia se considera incapacidad permanente.

La fibromialgia es un síndrome que se caracteriza principalmente por dolor muscular y fatiga. Puede causar problemas de sueño, fatiga y estrés psicológico. Otros síntomas a menudo incluyen rigidez matutina, hormigueo o entumecimiento en las extremidades, dolores de cabeza y problemas de memoria. Puede imitar otros males, como el síndrome de fatiga crónica o la artritis reumatoide. Debido a que no existe una prueba definitiva para la afección, el diagnóstico es difícil y algunos médicos continúan cuestionando su validez.

Actualmente, el tratamiento para la fibromialgia es de tipo sistomático. Es decir, los medicamentos tratan de mitigar el dolor y otros síntomas de la fibromialgia, pero no se conoce cura. Muchos médicos reconocen que terapias alternativas, como el yoga, pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez muscular.

¿Cómo puede ayudar el yoga a las personas con fibromialgia?

El yoga es una práctica es una práctica de movimiento meditativo que incluye relajación, meditación y respiración profunda.

En cualquier caso, cabe destacar que aunque la investigación sobre la efectividad del yoga en beneficio de las personas con fibromialgia es prometedora, no hay pruebas suficientes para determinar de manera concluyente que el yoga puede ayudar a las personas que padecen este trastorno.

Se han realizado varios estudios de investigación y análisis con respecto al yoga y la fibromialgia:

  • Un estudio de 2010 publicado en la revista Pain estudió a 53 pacientes con fibromialgia que participaron en un programa de 8 semanas de Yoga de Conciencia. Este programa incluye meditación, ejercicios de respiración, posturas suaves e instrucciones basadas en yoga para hacer frente a los síntomas. Después de terminar el programa, los participantes informaron mejoras significativas en las medidas de dolor, fatiga y estado de ánimo asociado con la fibromialgia.
  • Un estudio de 2011 publicado en el International Journal of Yoga Therapy , resumió los efectos que un curso de 8 semanas de yoga y meditación tuvo en 11 personas con fibromialgia. Después del estudio, los participantes informaron mejoras significativas en el número de días en que se sintieron bien y no faltaron al trabajo por razones relacionadas con la fibromialgia. Sin embargo, los participantes no informaron disminución de la incidencia de dolor y fatiga.
  • Un análisis de 2013 de tres estudios, publicado en el Journal of Pain Research, encontró que el yoga ayudó a reducir los trastornos del sueño, la fatiga y la depresión, al tiempo que mejoraba la calidad de vida. Sin embargo, los autores notaron que no hay suficientes estudios significativos para confirmar una relación entre el yoga y la reducción de los síntomas de la fibromialgia.

En cualquier caso, muchos estudios han analizado los beneficios generales del yoga para reducir el estrés y mejorar la salud física y mental. Por ejemplo según un análisis publicado en el Health Psychology Review, el yoga parece reducir la liberación de cortisol, una hormona asociada con la respuesta al estrés en el cuerpo. Otros beneficios psicológicos pueden incluir un efecto más positivo y una mayor conciencia.

Hacer ejercicio ayuda a con la fibromialgia

Aunque los dolores de la fibromialgia hagan que la idea de hacer ejercicio parezca una locura, en realidad es una de las mejores cosas que puedes hacer para sobrellevar el dolor. Los ejercicios de bajo impacto son los más recomendables.

El ejercicio aumenta las endorfinas, también en las personas con fibromialgia. De hecho, los estudios demuestran que el ejercicio puede ayudar a restablecer el equilibrio neuroquímico del cuerpo y que desencadena un estado emocional positivo. El ejercicio regular no solo disminuye la adrenalina asociada al estrés cardíac , sino que también aumenta los niveles de endorfinas naturales, moléculas que combaten el dolor , ayudando a reducir la ansiedad, el estrés y la depresión.

El yoga es especialmente interesante gracias al papel de la respiración y a que fomenta la relajación física y mental.

Con fibromialgia también puedes participar en el #RetoPuntoSeguro

Tengas el problema de salud que tengas, puedes formar parte del #RetoPuntoSeguro si has contratado un seguro de vida o un seguro de salud con PuntoSeguro.com. Porque lo importante no es cómo te sientes ahora, sino lo que puedes hacer para sentirte mejor y mejorar tu calidad de vida.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

  • Compártelo en las redes sociales (pinchando en los iconos de la izquierda)
  • Suscríbete al blog y recibe cada nuevo post en tu email pinchando aquí
This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.